Bhagavad Gita, Nonell & Instituto Gita, Vivekananda

Hombre sabio / ignorante. Sat-Chit-Ananda (Gita)



Cursos: Esencia del Gita - Bhagavad Gita - Karma Yoga - Maestría Bhagavad Gita

Bhagavad Gita, verso 11, Capítulo II: Cuando un hombre se cree sabio pero en realidad es un ignorante

“Cuando un hombre se cree sabio pero en realidad es un ignorante: el caso de Arjuna. Céntrate en Sat, Chit, Ananda (existencia, luz y alegría) y no en nombres y formas” por Pedro Nonell

En el verso 11 del capítulo II (Sankhya Yoga) del Bhagavad Gita el Señor Krishna le dice a Arjuna:

«¡Oh Arjuna! Te entristeces por quien no debes, vanas palabras de sabiduría dices. El sabio ni se lamenta por los muertos ni por los vivos» Bhagavad Gita II-3.

Para Swami Sarvapriyananda de la Sociedad Vedanta de Nueva York este verso es clave. Para este Swami, la enseñanza del Bhagavad Gita parte de aquí. Así que en el Gita-Shastra (las leyes del Gita), este verso es considerado como la semilla o fuente (Bija). Así como todo el árbol está involucrado en la semilla, todo el 'Gita Shastra' está implícito en este verso.

Fijaros que Krishna le dice a Arjuna: “Te entristeces por quien no debes”. Según el Vedanta, cada objeto en el mundo tiene cinco aspectos: existencia, luz, alegría, nombre y forma. De estos, los tres primeros - existencia, luz y alegría (SAT, Chit y Ananda) son reales y eternos. Los dos últimos, nombre y forma (Nama y Rupa) son irreales y transitorios. Los tres primeros constituyen la naturaleza real del hombre, y no el nombre y la forma.

La definición de Sat-Chit-Ananda la podemos deducir de este verso de este capítulo del Bhagavad Gita

Pero en este caso, la ignorancia (Avidya) de Arjuna le hacía aferrarse únicamente al nombre y la forma, y ambos cambian continuamente. Y es por eso que Krishna le dice que es un ignorante: “vanas palabras de sabiduría dices”. Arjuna en vez de pensar en el hombre real, el inmortal y eterno, sólo era capaz de pensar en nombres y formas.

Si nos fijamos, seguramente Arjuna hablaba desde el intelecto, desde Buddhi (la razón pura), pero este es finito, limitado, no puede transcender a Buddhi, y por tanto sólo abarca una pequeña parte de esta naturaleza creada por Maya. Por ello, Krishna procedió a explicarle Atman-Jnana: la inmortalidad del alma.

Krishna también le dice “El sabio ni se lamenta por los muertos ni por los vivos”, y está dando una nueva definición de Pandit. Es decir, quién está más allá del conocimiento que puede alcanzarse en los libros. El verdadero Jnana es Atman-Jnana no el conocimiento finito.

Sin embargo Swami Vivekananda opinaba diferente ya que afirmaba que este verso representa un conflicto entre emotividad y Dharma, os leo sus reflexiones:

«Cuanto más cerca estamos de las bestias y los pájaros, más estamos en los infiernos de la emoción. Estamos bajo el control de nuestras emociones como animales. No es la emoción ciega, parecida a un pájaro, la que conduce a la perfección. Alcanzar la conciencia eterna, ¡esa es la meta del hombre! Allí no tiene cabida la emoción, ni el sentimentalismo, ni nada que pertenezca a los sentidos, sólo la luz de la razón pura.
Allí el hombre permanece como espíritu. Ahora, Arjuna está bajo el control de este sentimiento emocional. No es lo que debería ser: un gran sabio iluminado y con autocontrol que trabaja a través de la luz eterna de la razón. Se ha vuelto como un animal, simplemente dejando que su corazón guie a su cerebro. Y Krishna lo sabe. Arjuna habla como un hombre de poco conocimiento y saca a relucir muchas razones, pero al mismo tiempo habla el idioma de un tonto. “El sabio no se arrepiente de los que viven ni por los que mueren”.
Incluso el perdón, si es débil y pasivo, no es verdadero: luchar es mejor. Perdona cuando pudiste traer legiones de ángeles a la victoria. Krishna, el auriga de Arjuna, le escucha decir: "Perdonemos a nuestros enemigos", y responde: "Hablas las palabras de los hombres sabios, pero no eres un hombre sabio, sino un cobarde". Como una hoja de loto que vive en el agua pero no ha sido tocada por ella, así debe ser el alma en el mundo. Este es un campo de batalla, lucha para salir. La vida en este mundo es un intento de ver a Dios. Haz de tu vida una manifestación de voluntad fortalecida por la renuncia».

El Katha Upanishad así lo afirmaba:

«El hombre sabio, al darse cuenta de que Atman habita dentro de cuerpos impermanentes pero en sí mismo es incorpóreo, vasto y omnipresente, no se aflige».

Y también el Mahabharata:

«Las personas se encuentran y parten en este mundo como dos piezas de madera que fluyen río abajo se unen y luego se separan» Mahabharata 12.174.153.

Así que no creas siempre que hablas desde la sabiduría, hasta que no realices a Atman, hasta que no transciendas a todos los nombres y formas, hasta que no percibas que sólo Sat, Chit y Ananda (existencia, luz y alegría) son reales y eternos, entonces estarás hundido en la ignorancia, tus decisiones serán erróneas, y no podrás cumplir con tu Dharma.

En el resto del Bhagavad Gita, Krishna guiará a Arjuna, y a todos nosotros, en el camino de la sabiduría el Sat, Chit y Ananda

Muchas gracias, Om Namasté!

Bhagavad Gita II-22 Atman desecha los cuerpos como el hombre la ropa (Filosofía del Yoga)
"Atman cambia el cuerpo, el hombre su ropa" Comentario Gita II-22




Instagram Libro El Yoga de la sabiduría: Bhagavad Gita - Pedro Nonell Instagram

No usamos cookies
Inicio de página